El principio del fin

Siempre me ha gustado escribir.

Siempre he escrito.

Relatos, poemas, textos, frases sin sentido. Todos ellos están encerrados en libretas que guardo recelosamente, en hojas de cuaderno arrancadas y guardadas en laberínticas cajas, en este mismo ordenador escribo cientos de cosas. Solía considerar necesario que todos ellos estuviesen ocultos, que nadie pudiese llegar a leerlos. Me parecía que era una parte de mí que no podía, ni puedo, compartir con nadie y la mayor parte de ellos seguirán siendo un misterio que solo yo conozca. Sin embargo, el silencio puede ser muy doloroso cuando las palabras te arañan la garganta y nadie quiere escucharte.

Por eso estoy aquí un martes por la tarde cara al ordenador intentado gritarle a un mundo que miles de veces me ha ignorado ya, en un momento en el que debería dedicar mi tiempo a otras muchas cosas y no a reflexionar sobre la percepción que tengo del mundo, estoy aquí para hablarme a mí misma, para tratar de “reconectarme” a todo lo que me rodea.

Así que aquí empieza la aventura. No sé en que va a consistir esto,  no sé si vendré por aquí a menudo o no, no sé si lo utilizaré para hablar de las causas que creo justas y defenderlas o más bien para expresar las emociones que sobrepasen a mi mente.

Tan sólo espero que cualquiera que llegue aquí sienta que es bienvenido. Y que algún día, con las palabras certeras y de algún modo consiga (aunque sólo sea un poco) colarme en vuestras mentes.

¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s