Un miércoles cualquiera cuando iba a hacer estadística pero al final no

Recuerda todas las veces que no fuimos nadie, metidos de lleno en el vacío, haciendo nada.

Intercambiando palabras que nadie diría, vacías, que no expresaban nada.

Únicamente para que nadie se fijase en que nuestros ojos hablaban de quién en ellos se reflejaban, plenamente, diciéndolo todo.

Así tú y yo sucedíamos, desbordándonos, enteramente absolutos.

Ojalá no lo hayas olvidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s