Otra noche sin estrellas

Vuelve la noche a inundarse de silencio aún con cientos de luces iluminando la calle ausente. Todo este lugar se levantó para ser transitado y frenéticamente lo transitan los fantasmas de aquellos que todavía siguen despiertos. ¿Qué sombras os desvelan para que la madrugada no haya apagado vuestras luces? Espero que sencillamente estéis algo perdidos como yo.

Vuelvo a tener que estar dormida a estas alturas, pero algo en mi mente me dice que quizá hoy de repente se apaguen todas las luces y las estrellas puedan mostrarse. Puede que hoy, por fin, estalle el cielo y podamos verlas brillar como tan solo la más densa oscuridad se lo permite.

No tiene sentido que siga aquí pensando en los besos que no estoy dando. No tiene sentido que piense en las personas que quizá en una noche como esta me necesitarían a su lado. Pero tampoco lo tiene creer que las estrellas se mostrarán hoy. O que las ausencias que reinan en la calle de madrugada encontrarán otro camino hoy.

La única realidad es que las luces seguirán encendidas porque así las mantendrán las mentes ensombrecidas, que las estrellas no se mostrarán, que las ausencias seguirán transitando la calle de madrugada, transitándome a mí también. Yo pensaré en los besos que no doy, en los brazos que no tiendo a tiempo y me preguntaré cuánto durará este sueño.

Lo curioso es que si todas las luces se apagasen de golpe y solo brillasen las estrellas yo no podría dormir. Tranquilo, no tienes por qué encontrarle sentido alguno a nada de todo esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s